jueves, 25 de junio de 2009

Manifiesto para salvar la ILP contra transgénicos

Después de leer el manifiesto os recomendamos que paseis por el blog siguiente para manifestar vuetro apoyo
www.somloquesembrem.wordpress.com


POR UNA ALIMENTACIÓN BUENA, LIMPIA, JUSTA Y SIN ORGANISMOS GENÉTICAMENTE MODIFICADOS
Manifiesto de los consumidores y de los profesionales de la Gastronomía, la Salud y la alimentación.
Hace miles de años que las sociedades cultivamos la tierra, conservamos los frutos y los transformamos para alimentarnos. Históricamente, la agricultura y la cocina han tenido puntos de encuentro entre los ciclos naturales y las prácticas humanas y uno de los fundamentos de nuestra cultura.
El alimento nos da energía para vivir de una forma activa y saludable. Cuando nos falta o no está en buenas condiciones, enfermamos y nuestra vida no puede fluir libremente.
Comer es una relación con nuestro entorno, una expresión de como tratamos la naturaleza, las personas y el país. Detrás del buen alimento, hay un agricultor, un pueblo cercano, una tierra con vida, un intercambio justo, un bosque limpio, un mañana para las zonas rurales...
Los alimentos son, al mismo tiempo, una de las riquezas de las culturas locales. A su alrededor, los pueblos hemos creado un conjunto de conocimientos, palabras, costumbres, recetas, fiestas... que nos diferencian ante las envestidas de la homogeneidad global.
Por último, los alimentos liberan gustos, aromas y texturas que estimulan nuestros sentidos y nos proporcionan bienestar y satisfacción.
Comiendo cubrimos una necesidad, disfrutamos y construimos un país; y los agricultores han de asegurarnos el alimento sin comprometer el futuro del medio ambiente, ni la salud de las personas.
Lejos de esto, en los últimos tiempos, se ha impuesto un modelo que convierte el alimento en una mercadería más, producida de forma industrial, contra el medio ambiente, sin necesidad del conocimiento ancestral del agricultor y que se intercambia de forma especulativa en un loco mercado global.
Además, la utilización masiva de unos productos químicos, hoy prohibidos por las instituciones, ha ocasionado problemas graves de salud en los profesionales y la población en general. Esta agricultura, nacida de la mano de las mismas empresas que ahora pugnan por monopolizar el mercado mundial de semillas, pretenden reinventarse con las variedades modificadas genéticamente.
En la última década, se ha desarrollado en todo el mundo un intenso debate sobre la introducción de los transgénicos en la dieta humana, que en Europa se ha traducido en la parada de los cultivos transgénicos en Austria, Francia, Grecia, Hungría, Italia, Luxemburgo y Suiza i el posicionamiento en contra de miles de municipios y regiones.
Ahora, Cataluña se ha convertido en uno de los máximos productores de transgénicos en el continente, en contra de lo que la misma sociedad ha expresado reiteradamente. Delante a inacción del gobierno y las instituciones, el año 2008, Som lo que Sembrem recogió 105.000 firmas para abrir un proceso de Iniciativa Legislativa Popular que obligara al Parlamento de Cataluña a posicionarse sobre el cultivo, consumo y invetigación de los transgénicos.
Actualmente, los grupos de CiU, PSC, y PP han presentado enmiendas a la totalidad de la ley de Som el que Sembrem, para rechazarla y que no se pueda llegar a trabajar en el Parlamento:
Ante este hecho, los profesionales de la gastronomía, la Salud y la Alimentación queremos manifestar:
La necesidad de un nuevo modelo agro alimentario basado en las producciones locales de carácter ecológico y artesano; respetuoso con el medio ambiente, las variedades y la cultura propia; que se convierta en la fuente principal de salud y la soberanía alimentaria del país; y que devuelva al agricultor su papel de sujeto de conocimiento clave en la alimentación de la sociedad.
- Nuestro apoyo al proceso democrático iniciado por Som lo que Sembrem y pedir a los grupos parlamentarios del PSC, CIU, y PP que retiren la enmienda a la totalidad a la Iniciativa Legislativa Popular como señal de salud democrática y respeto a la sociedad catalana.
Publicar un comentario