martes, 4 de mayo de 2010

Malas compañias




Puede ser el título de una película. Me suena, pero no recuerdo si realmente existe. Lo que sí es cierto, es que cada vez vemos como cocineros mediáticos se unen a multinacionales para publicitar sus productos, a cambio de buenas sumas de dinero. Incluso podemos ver a deportistas publicitando empresas que ofrecen productos de dudoso beneficio para la salud.
Por ejemplo, el otro día el joven jugador de baloncesto Ricky Rubio, aconsejaba comer en Mc Donalds en un anuncio en TV. ¿Es ético que un deportista de élite promueva la visita a este tipo de restaurantes de comida rápida, donde las grasas trans y el colesterol campean a sus anchas ? ¿Es lógico que un cocinero que en su restaurante dice ofrecer productos de calidad a precio de oro, luego lo veamos publicitando comida basura de marcas multinacionales ? Ya conocemos los motivos que impulsan a estos cocineros aceptar las propuestas millonarias de estas empresas; mantener sus restaurantes con estrellas michelín, ofreciendo cocina creativa ya que son realmente insostenibles económicamente. Pero entonces, ¿Para quién cocinan?, ¿Para la Michelín ?,¿para los críticos gastronómicos ?
En los tiempos que corren, con cada vez más problemas de obesidad entre la población, por citar alguno relacionado con la salud, y cuando la población del planeta, cada vez está más sensibilizada con los problemas medioambientales, los cocineros deberían replantearse estas asociaciones con empresas multinacionales, que además están presentes TODAS el la guía roja de Greenpeace. Ha llegado el momento en que los cocineros deben posicionarse claramente en contra de los alimentos transgénicos y en contra de las multinacionales que comercian con los alimentos como si éstos fueran puras mercancías.
Asociaciones de cocineros – empresas:
Jordi Cruz – Knorr
Martín Berasategui – Unilever
Arzak - Nestlé
Publicar un comentario en la entrada