miércoles, 15 de junio de 2011

Tomates, todavía no


Seguimos citando a Gustavo Duch, para decir que en uno de los capítulos de su libro "Lo que hay que tragar" criticaba a aquellas grandes empresas que aprovechándose del tirón del producto ecológico, pretenden pasar por sostenibles. Y de paso los supermercados que acogen sus productos, cómplices del sistema de producción alimentario que perpetua la expulsión de los campesinos de sus tierras para formar grandes monocultivos. Hoy mismo he entrado en uno de los supermercados de la cadena Veritas, de productos ecológicos, una empresa que acoge a todos estos productos de los que hablamos. En sus estanterías he encontrado la cifra redonda de diez variedades de tomates diferentes, cuando todavía falta un mes para que empieze la temporada de estos frutos de verano. Los agricultores a los que les compro me dicen que yo tendré sus tomates en este plazo que os comento. Estas mismas variedades, en esta misma cantidad, no sólo estaban hace más de un mes en estas estanterias, sino en otras de otras cadenas com Gust Bo. Desde luego que estas empresas no promueven los productos de temporada, aunque algunas vendan productos sin pesticidas. Por otro lado se aprovechan del trabajo que organizaciones como Slow Food realizan en pro de la biodiversidad. Hay que decir alto y fuerte que estas variedades nada tienen que ver con sus originales y por supuesto no tienen el sabor que tendrían en su temporada y si provinieran de cultivos cercanos.
Publicar un comentario