lunes, 6 de julio de 2015

483 Organizaciones de toda Europa, incluída Slow Food, piden al Parlamento Europeo detener el TTIP

La Alianza de los ciudadanos europeos contra el TTIP envía una carta abierta a los diputados ante la inminente votación en el Parlamento Europeo sobre la resolución TTIP


Unos días antes de que el Parlamento Europeo vote de nuevo sobre la iniciativa del Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP), 483 organizaciones de la sociedad civil de toda Europa, incluída la “Stop-TTIP Alliance”, han solicitado en carta abierta a los miembros del Parlamento Europeo (diputados) su voto en contra del Tratado. El lunes 6 de julio todos los diputados del Parlamento Europeo han recibido la siguiente carta (disponible en varios idiomas), firmada por la “Stop-TTIP Alliance” en cada Estado miembro.  

Se esperaba que el Parlamento Europeo procediera a votar el pasado 10 de junio, pero el debate y la votación quedaron pospuestos tras la presentación de más de 200 enmiendas al acuerdo. El Parlamento Europeovotará, por tanto, la resolución el próximo miércoles 8 de julio.

La “Stop-TTIP Alliance” expresa puntos de vista de la sociedad civil: en la actualidad 2.3 millones de personas exigen detener las negociaciones sobre el TTIP. Según Slow Food, la única solución sería una negativa completa al TTIP.

Slow Food llama al Parlamento Europeo a rechazar el TTIP y a no comprometerse con ninguna de las enmiendas. Tal y como afirma Carlo Petrini, Presidente de Slow Food: 

“En caso de aprobación del TTIPnuestro sistema de alimentación diaria, objeto ya de cambios drásticos y subrepticios, continuará estando cada día más desconectado del espacio de las personas. Los acuerdos de libre comercio, desde el NAFTA en adelante, no han conseguido aumentar la calidad de vida de los pequeños productores y de aquellos en dificultades económicas, sino solo multiplicar los beneficios de los especuladores más ricos.”

Ursula Hudson, Presidenta de Slow Food Alemania, ha declarado:

“El TTIP, tal y como está en este momento, no es aceptable en absoluto. Necesitamos otras cosas en lugar del TTIP: queremos democracia, transparencia y protección legal de los seres humanos, en lugar de demandar más derechos para las multinacionales. Queremos la preservación y desarrollo futuro de las políticas ambientales europeas, las normas que hemos logrado hasta ahora en lugar de la subordinación a la lógica del libre comercio.”

Richard McCarthy, Director Ejecutivo de Slow Food USA, ha expresado: 

“Estamos profundamente preocupados por esta carrera hacia la desregulación, la reducción de control y de transparencia en nuestro sistema alimentario, que en realidad aportará una gran cantidad de incoherencia cuando tantas comunidades en los Estados Unidos y en Europa tratan de recuperar un mayor control sobre el etiquetado de los alimentos, el origen de ellos y la manera en que se producen. El TTIP no hará sino socavar estos esfuerzos.” 

La resolución de la TTIP contempla asimismo la inclusión de un Sistema deArbitraje de Diferencias Privado(ISDS en sus siglas en inglés). El Parlamento Europeo debería adoptar una postura clara contra el ISDS.De hecho, esto permitiría a las multinacionales demandar a los gobiernos en tribunales privados por las acciones de un Estado que interfirieran en las inversiones y redujeran los beneficios esperados, una práctica que socavaría el Estado de Derecho y los principios democráticos

Publicar un comentario en la entrada