lunes, 11 de diciembre de 2006

Es difícil ser eco-gastrónomo !!!

El otro dia vi en Televisión de Catalunya un documental sobre la sobre-explotación del atún. Aunque, en realidad, ya conocía esta problemática no pude evitar que se me pusieran los pelos de punta. La situación acual es realmente sobrecogedora; se están pescando el doble de toneladas de las que aconsejan los expertos, para evitar que esta especie se extinga. Barcos "piratas" que no declaran sus capturas y los japoneses por medio, seleccionando el mejor atún para su mercado, después de extinguir esta especie en mares asiáticos. Pues ahora vamos a extinguir el atún del mediterráneo y luego ya veremos...
Hace poco más de un año decidí no poner más platos elaborados con atún en la carta de mi restaurante. Me da igual que la mayoria de restaurantes trabajen el atún. Me da igual que muchos piensen, que aunque uno no compre atún lo harán otros. Yo hago lo que tengo que hacer, lo que mi conciencia me dicta. Estoy cansado de ver restaurantes "del montón" con platos de atún. Estoy harto de ver platos de ventresca -coño !!!! encima ventresca- en la alta cocina. ¿Es que no somos conscientes de lo que se avecina ? ?Es que no creemos la predicciones de los expertos, que nos dicen que en 5 años el precio del atún estará inaccesible para los bolsillos medios ? ¿ Tampoco creemos que dicen que en 10 años el atún estará casi extinguido ?

El atún, no sólo un problema

En realidad muchas especies comerciales están en riesgo de extinción. El rape, la merluza, el bacalao, la anchoa del cantábrico, el mero del mediterráneo, etc. por este motivo es interesante sospesar la opción de comer estos pescados en las grandes ocasiones y mientras tanto, buscar otras especies, que además son más económicas, para la comida diaria. La caballa, la sardina, la pescadilla, etc. nos pueden solucionar muchos problemas. Sólo necesitamos un poco de originalidad en nuestra cocina.
Publicar un comentario en la entrada